Emulador de Consola

Emuladores de Consola

Los emuladores de consolas, ya sean retro o no, están diseñados para facilitar el acceso a los juegos de consola a los jugadores de PC que no quieren gastar 500 euros en una consola, por no hablar de los mandos y otros accesorios necesarios para un jugador. El objetivo es tener, en una sola máquina, la capacidad de jugar a todo.

A ello contribuye la propia naturaleza del PC: puede ser optimizado para cualquier cosa y por cualquier persona con un destornillador y una conexión a Internet. Todo ello ha contribuido en gran medida a la difusión de los juegos retro y de la cultura de los juegos retro.

Principio de un Emulador Retro

Los emuladores de consolas retro están pensados principalmente para hacer más accesibles los juegos antiguos. El funcionamiento de estos simuladores de consola es, en principio, "muy sencillo": tomamos los componentes de la consola y los copiamos virtualmente en una máquina. En la práctica, se realiza un programa que simula los componentes, que copia su reacción, su rendimiento, sus limitaciones y todas las restricciones físicas. En resumen, hacemos una consola digital en el PC. En otras palabras, en términos de recursos utilizados, es mejor tener un buen ordenador para ciertas consolas.

La Ventaja del Emulador Retro

La ventaja de un emulador es que es "fácil" de configurar en tu ordenador. Esto depende, por supuesto, de los juegos, de la consola emulada y de muchos otros parámetros. Si quieres jugar a juegos en DOS, no será un paseo.


La Precisión de un Emulador de Consola

Se considera que un emulador de consola es "preciso" cuando una instrucción dada tanto al programa como al hardware hace que ambos produzcan el mismo resultado. En definitiva, una sincronización perfecta y una máquina virtual real que reacciona como si fuera una consola física real.

Esto significa que los emuladores precisos producen muchos menos problemas con el audio, con el sonido y la música, que con el vídeo, con los gráficos, la resolución de píxeles y los fallos.

Aumentar la Precisión de un Emulador

Por lo general, esto se hace a costa de una mayor potencia de procesamiento necesaria y, por tanto, de un ordenador potente (y por tanto caro) o de componentes fabricados específicamente para emular consolas. Esto se consigue a menudo utilizando una sincronización más estricta.

Algunos de los emuladores de precisión más conocidos son Mesen (NES), higan (SNES), CEN64 (N64) y Exodus (Sega Mega Drive), entre otros.

Sentido de la Precisión de un Emulador

Cuanto más preciso sea un emulador, más se acercará a la realidad, a los componentes de hardware. Sin embargo, será mucho más exigente y la fluidez se verá afectada. Irónicamente, cuanto más preciso sea un emulador, menos "fluido" será, por lo que este aspecto puede ir en contra de la autenticidad de la experiencia, cuando introduce una brecha de entrada entre usted y el juego. Y de nuevo, no hemos hablado de la naturaleza intensiva en hardware de los emuladores precisos para las consolas retro que

por tanto, contradice el objetivo principal de los emuladores: facilitar el acceso a los gamers retro sin tener que gastar miles de euros en cartuchos y consolas.

En consecuencia, la precisión y la autenticidad del emulador siguen siendo temas controvertidos y dependen en gran medida del aspecto de la experiencia que el usuario aprecia más: la fluidez del juego aunque suponga tener fallos de audio, gráficos y de jugabilidad, o una inmersión real en el juego, aunque suponga tener que lidiar con los retrasos de reacción provocados por el emulador. Todo esto depende de los propios jugadores.